LA ALTA EDAD MEDIA



  Home Page   Dark Ages    Conversio in latinum sermonem     Rome et le Latium au Moyen Age    Hochmittelalter    Idade Média   Раннее Средневековье  
   I Saraceni nel Lazio    Ioannes       Bisanzio  Roma e Kiev    Stato e Chiesa    Il secondo Municipio di Roma    Articoli pubblicati    Cronaca di Psamatia  Links    L'autore     Immagini
  



anguillara
marforio
Grillo




LA IGLESIA DE ROMA

EL LACIO

LOS SARRACENOS



Roma era al centro del Imperio Romano, sea fisicamente porque estaba situada en el centro del sistema de las vías de comunicación, como por ser la capital del mundo. Pero cuando el emperador Costantino el Grande fundó la ciudad de Costantinópolis como la "nueva Roma" cristiana (326), la vieja Roma inició su lenta decadencia. El declive de Roma fue la consecuencia natural de una grandeza excesiva, como escribió Gibbon. El mismo historiador apuntó "En vez de preguntarnos porqué el Imperio Romano desapareció, deberíamos más bien maravillarnos del hecho que haya subsistido tanto tiempo".
En el 410 y en el 455 Roma fue saqueada por las hordas germánicas que la habían invadido, después fue ocupada por los ejércitos de los Ostrogodos y de los Bizantinos. En fin, en el 593, fue asediada por los Longobardos. Mientras tanto la influencia de la Iglesia cristiana se hacía siempre más fuerte. La Iglesia de Roma inició incluso a asumir funciones administrativas y políticas, sea porque estaba obteniendo numerosas propiedades agrícolas (Patrimonium Sancti Petri) sea porqué la autoridad civil estaba perdiendo su poder.
Cuando los Francos descendieron hacia Italia para ayudar al papado en la lucha contra los Longobardos, derrotaron al rey Desiderio y entonces  Carlo Magno confirmó el poder temporal de la Iglesia. El patrimonio de San Pedro iniciaba así a ser el futuro Estado Pontificio (800).  La Iglesia se preocupó de dar una continuidad a la autoridad y al prestigio de Roma, la cual se transformó en la capital espiritual de la nueva Europa, la sede del papado y la "Ciudad Santa" de los peregrinos.
Roma es la capital del Lacio, región de Italia central situada en el lado tirrénico de la península. La historia de Roma es inseparable de aquella de sus alrededores. Incluso el nombre del idioma hablado por los Romanos, el latín, deriva del vocablo "Lazio". Si  bien penalizado por la extraordinaria  influencia centralizadora de Roma, todo el Lacio tiene un patrimonio de gran valor artístico e histórico .
El Lacio, Roma incluida, atraversó un periodo muy difícil en el curso del siglo IX, cuando la Sicilia cayó en manos de los Arabes, como consecuencia del expansionismo islámico en el Mediterraneo. En Italia meridional aparecieron en esta época las primeras ciudades-estados independientes, como Nápoles, Amalfi, Salerno y Gaeta. Estas se transformaron en la base de las incursiones sarracenas contra las costas e incluso el interior de la península. Todo el Lacio, como las mismas basílicas de San Pedro y San Pablo fueron objeto del saqueo por parte de los Sarracenos y de sus aleados italianos. Se pueden leer en algunos de los documentos que se refieren a dichos hechos (en el original y en la traducción italiana) en el libro I Saraceni nel Lazio (VIII-X secolo).